diumenge, 10 d’abril de 2016

Presente y Futuro

del Servicio de Ayuda a Domicilio (SAD)

El Servicio de Ayuda a Domicilio (SAD) permite a las personas en riesgo de vulnerabilidad continuar viviendo en su domicilio y entorno familiar con calidad de vida y en condiciones de seguridad. A pesar de los evidentes beneficios que aporta a los usuarios y sus familias, el servicio no tiene la implantación que se merece. Si bien es cierto que la aplicación de la Ley de Dependencia ha impulsado la prestación del SAD, aún queda mucho camino por recorrer. Camino en el que, cada vez más y teniendo en cuenta las limitaciones presupuestarias del sector público, el cliente privado tendrá un mayor protagonismo. En este reportaje, diferentes operadores analizan la situación actual del Servicio de Ayuda a Domicilio, así como sus expectativas y retos de futuro.

Tras la implantación del Sistema para la Autonomía y
 Atención a la Dependencia(SAAD), existen dos categorías del Servicio de Ayuda a Domicilio (SAD):

• La orientada a personas en situación de riesgo, que viven en sus domicilios en situación de soledad, con pocos apoyos o dependencia leve. Es decir, la tradicional prestación de los servicios sociales municipales.

• El SAD del Sistema de Dependencia, que atiende los grados I, II y III. 

¿Quieres seguir leyendo? pues pulsa aquí

Fuente bibliográfica: Balance Sociosanitario. Dependencia. Sonia García. Martes, 15 de Marzo 2016.